La opinión de la corte alemana refuerza la creciente diferencia entre la responsabilidad de los hospedadores webs norteamericanos y europeos.

Las cortes alemanas han indicado que podrían obligar a las empresas de hospedaje de vídeo como YouTube a buscar y eliminar de forma proactiva [NT: en inglés] videos de música que infrinjan los derechos de autor, en lugar de exigir a los titulares de derechos de autor y a los organismos de derechos de cobro que presenten avisos antes de que se eliminen los vídeos.

Esto viene a sumarse a la condena, el febrero pasado, de tres ejecutivos de YouTube en Italia, donde la decisión del tribunal italiano incluyó una clara implicación de que todos los videos albergados en su sitio deben ser pre-seleccionados. [NT: en inglés]

Aunque la agencia alemana de derechos de autor GEMA, perdió una solicitud de carácter urgente a finales de agosto de 2010, solicitando que el acceso a ciertos videos sea bloqueado, esto fue un pequeño consuelo para los sitios de hospedaje alemanes. El fallo se realizó sólo sobre la base de que una orden de emergencia en sí misma era inadecuada, siendo que GEMA sabía de hace mucho tiempo que los videos estaban disponibles en YouTube. El juez invitó a GEMA a solicitar una resolución en los procedimientos regulares, indicando que su reclamo en ese caso probablemente fuera exitoso. El ha sido publicado diciendo que «existen algunas buenas razones para pensar que YouTube tiene cierto deber de detectar las subidas de archivos ilegales».

GEMA indicó [NT: en inglés] a principios de octubre del 2010 que tiene planes para presentar una nueva demanda.

Según algunos observadores legales [NT: en inglés], el dictamen del tribunal alemán parece ser el último de varios [NT: en inglés] ejemplos [NT: en inglés] de una diferencia emergente entre la forma que una misma ley se interpreta en Europa y los EE.UU. [NT: en inglés], donde YouTube y otras empresas están cubiertas por el concepto «puerto seguro» de las disposiciones de la Digital Millennium Copyright Act (DMCA). Sitios web de hospedaje basados en Europa parecen estar en mayor riesgo de ser considerados responsables por las acciones de los usuarios antes de recibir avisos de eliminación.