Privacidad fan y la filosofía editorial de TWC

Somos quienes editan Transformative Works and Cultures – TWC (Obras y Culturas Transformativas), y queremos explicarte en detalle las políticas de TWC en relación con las citas de obras de fans y nuestro entendimiento general del rol que juega TWC en relación con el fandom. Como académicxs y como fans, amamos el fandom y queremos protegerlo. Sabemos que un gran número de fans se preocupan si lxs académicxs citan sus obras transformativas (tales como fanfic, fanart, o fanvids) sin preguntar. Debido a ésto, te informamos que TWC alienta a que lxs académicxs pidan permiso a lxs fans antes de citar sus obras.

Queremos aclarar esta idea de antemano, pero vamos a explicar los detalles de ambas partes a continuación. Nos gustaría profundizar en nuestros argumentos y tratar algunas de las cuestiones que han surgido en el debate.

Nuestra postura se basa en varias ideas centrales.

  • El fandom se está volviendo cada vez más común, y no hay forma de evitarlo.
  • Como fans, preferimos controlar y de ser posible dirigir este cambio, como también los mensajes que circulan sobre nosotrxs.
  • Las obras académicas sobre el fandom pueden ser parte de la explicación y contextualización del fandom. De hecho, es la razón por la cual la revista ha sido creada.
  • Creemos que lxs fans pueden hacer un mejor trabajo al escribir obras académicas acerca del fandom que lxs no-fans.

Nos damos cuenta de que ninguna de las explicaciones presentadas a continuación va a convencer a alguien que esté en desacuerdo con nosotrxs en un nivel ideológico fundamental sobre la manera en la que nosotrxs, como fans, debemos hablar acerca del fandom (porque preferirían que no hablemos al respecto en absoluto). Pero esperamos poder remediar malentendidos y proveer información correcta sobre las políticas de citas de TWC y las razones por las cuales las establecimos. Los objetivos de TWC al tener esta política es crear un término medio entre los códigos de mejores prácticas tanto en el ámbito académico como en el ámbito fan.

También deseamos hacer hincapié en que TWC es la única revista académica que requiere que lxs académicxs contacten a fans pidiendo permiso. Hasta donde sabemos, no hay otra que lo demande por parte de sus académicxs, porque no es práctica corriente en los ámbitos académicos. En el ámbito académico, los materiales puestos a disposición del público (como una publicación en línea) se consideran de conocimiento general, por lo que pueden citarse libremente. Honestamente, jamás se le ocurriría a unx académicx pedir permiso, ni pensaría que no hacerlo sea considerado descortés o, peor aún, una traición.

La conexión de TWC con el AO3 y la OTW

Algunas personas piensan que dado que tanto TWC como el Archive of Our Own – AO3 (Un Archivo Propio) son proyectos de la OTW (Organización para las Obras Transformativas), las obras alojadas en el AO3 tienen más oportunidad de ser citadas en la revista. Esto no es cierto; de hecho, el AO3 fue construido con muchos niveles de privacidad específicamente para dar más control a fans sobre su propia visibilidad. Es más, aunque el AO3 y TWC son parte de la OTW, no están conectadas de ninguna manera.

Hemos notado que es mucho más probable que los artículos que hablan específicamente sobre fanfic sean escritos por un miembro de una comunidad fan y que desea escribir sobre algún aspecto de la misma. Entonces, el/la académicx tomará ejemplos de su fandom y citará cualquier blog o archivo que encuentre, o que el/la fan que creó la obra especifique. (Y no todxs estxs acafans saben que preguntar antes de citar obras se considera cortés en algunos círculos del fandom). Quizás el fic está archivado en el AO3; pero quizás no. Simplemente no hace diferencia.

TWC y el ámbito académico

La postura principal de TWC como revista académica es que las obras transformativas creadas por fans y las comunidades fan son merecedoras de estudio porque son una expresión cultural importante. Lxs académicxs estudian a fans y comunidades fan mediante el método común de entrevistas, las cuales son monitoreadas por universidades (para académicxs afiliadxs) porque lidian con gente. Cuando se involucra a gente (también llamados “sujetos humanos”), hay una serie de reglas de prácticas académicas que deben seguirse para que se consideren válidas y éticas, o la investigación no puede ser publicada. De esta forma, quienes realizan investigaciones académicas se ven sujetos a reglas más estrictas que lxs periodistas. Lxs periodistas pueden salir directamente a entrevistar personas. Lxs académicxs no. Estas reglas incluyen no usar informantes menores de edad, y seguir ciertas directrices éticas bien comprendidas que pretenden proteger a la fuente. TWC debe cumplir con las prácticas actuales para que los artículos que publica puedan ser considerados parte del discurso académico general. Visita esta fuente para más información: Association of Internet Research’s Guide on Ethical Online Research.

Otra manera común en la que académicxs estudian a fans y comunidades fan es a través de artefactos — esto es, texto (o imágenes o videos o lo que sea). En este momento, esto significa principalmente textos en línea. La respuesta académica general en estudios literarios, de los medios y fílmicos (que es de donde vienen la mayoría de lxs académicxs que citan fanfic) es que los textos se tratan de manera independiente de sus autorxs. No le pedimos permiso a Anne Rice para analizar sus libros; no le preguntamos a Tarantino si podemos escribir una reseña de su última película. Simplemente no se nos pide que le preguntemos a lxs autorxs, quienes en muchos casos no están disponibles o quizás ya no viven. Michele White, que es miembro de la Association on Internet Research Ethics Guide, argumenta en «Representations or People,» donde sugiere que el marterial preexistente que está publicado en línea debería ser considerado texto y no cimentarse en guías éticas modeladas para la investigación de sujetos humanos. Ese enfoque sería tomado por académicxs que estudian al fandom desde fuera: alguien que no está al tanto de las normas de la comunidad, o simplemente no se preocupa por ellas.

En contraste, nosotrxs (refiriéndonos a Karen y Kristina, pero también el staff entero de TWC, como también la OTW que nos apoya) nos consideramos fans primero. No creemos que seamos intrusas académicas que piensan que es genial agregar al debate de El Señor de los Anillos al mirar a esas mujeres locas que slashean a los hobbits. Somos fans, creamos obras de fans, y participamos en la comunidad; una comunidad que crea arte es merecedora de estudio. Preferiríamos que el fandom y sus obras fueran estudiadas no por alguien externo al azar, sino por gente que conoce los matices del fandom; alguien consciente de que el fandom es siempre más complejo y más complicado que lo que creemos o vemos. Nos preocupa mucho garantizar la privacidad y seguridad de fans y hemos pensado largamente en las consideraciones éticas. Karen, por ejemplo, ha bloggeado sobre ética de investigación, y Kristina ha escrito sobre una situación que es una preocupación común: un ejemplo donde un escrito puede ser de acceso público (como una publicación abierta de LiveJournal), pero que no lo es en la mente de quien escribe.

La política de TWC en relación a los permisos y la protección de fuentes fan

Esto nos trae a la política actual de TWC, la cual puedes leer en nuestro sitio web: Author Guidelines

TWC intenta proteger a lxs fans mediante la «firme recomendación» de que lxs participantes de la revista pidan permiso. Aunque lxs editorxs de TWC son fans, lxs colaboradorxs pueden no serlo, o su forma de serlo puede ser muy diferente. Por eso sugerimos que lxs académicxs contacten a lxs fans para verificar el uso de la obra. También creemos que estamos protegiendo a lxs fans al desalentar que lxs autorxs publiquen enlaces directos a sitios tales como Dreamwidth (DW) y LiveJournal (LJ), usando en cambio enlaces levemente enmascarados para que lxs lectorxs no tengan disponible una parada de un sólo click. En el ámbito académico, por razones obvias, no se requiere obtener permiso de autorxs de textos públicos. La idea de que alguien deba preguntarle a unx fan si está bien enlazar a una historia nunca se le ocurriría a unx académicx promedio, sea fan o no, razón por la cual se lo mencionamos a ellxs. Intentamos proteger a lxs fans al hacer esta sugerencia. Esto parte de una inquietud fan más que de un mandato académico. Si siguiéramos sólo el mandato académico, entonces no deberíamos preocuparnos por buscar el permiso de fans al discutir obras compartidas de manera pública.

Pero si TWC tiene procedimientos más estrictos, ¿por qué no requerir que todxs pregunten y hacer la participación opcional? Hay tres razones.

Primero, las disciplinas y los fandoms difieren. Lo que puede parecer completamente normal en una esquina del fandom y una disciplina puede ser completamente extraño en otra. Puede solicitarse que lxs académicxs sigan distintos procedimientos disciplinarios, institucionales y fandomeros que los que sigue unx académicx literarix que analiza fanfic en LJ. Unx sociólogx tiene distintos procedimientos que unx musicólogx, y podemos no conocer sus reglas. Esperamos que lxs académicxs actúen de manera responsable dentro de sus propias disciplinas, lo cual se determina cuando el ensayo académico es revisado por pares. La revisión por pares está diseñada para encontrar problemas metodológicos.

Segundo, el tema práctico. Por ejemplo, académicxs pueden desear escribir sobre zines publicadas en 1972; parece improbable que podamos encontrar a lxs editorxs y autorxs, aunque por supuesto lo intentaríamos. Pero la academia sobre un tema como este sería de interés vital para la comunidad académica fan. Lxs fans desaparecen; las personas mueren; el tiempo pasa. En el ámbito en línea, si unx fan elige alejarse de todo, asumimos que si quisiera quitar del ojo público el material compartido de forma pública, lo eliminaría. En nuestra experiencia, lxs escritorxs que realmente tienen un problema con que se enlace a ellxs o con la manera en que se los enlaza o con el nombre que se usa nos contestarán. Lo que dificulta la tarea de lxs académicxs cuando ofrecen participación opcional son lxs fans que no responden porque creen que no hay necesidad de preguntar en primer lugar o lxs que no tienen problema con ser enlazados. Entonces el/la escritorx recibe la información y puede elegir que no se discutan sus historias. Creemos que este es un compromiso tolerable. El/la académicx está a cargo de contactar a lxs fans, o de hacer su mejor esfuerzo para contactarlxs.

El último tema es aquel que se relaciona con enlazar/hacer referencia a historias y posibles escenarios de exposición (outing). Ciertamente, es un temor. De hecho, muchxs de nosotrxs acafans publicamos bajo nombres que no son los nombres que ves en nuestros fic y vids y meta. Lxs acafans y lxs fans tenemos exactamente las mismas preocupaciones, y la amenaza de ser expuesto está particularmente viva para quienes se dedican a la enseñanza. Todas las obras creadas por fans se citan con el nombre bajo el cual están publicadas, y el mundo académico jamás vincularía ambos nombres de manera pública.

Dicho esto, es responsabilidad de lxs fans proteger sus propias identidades. La carga de lo que compartimos en público recae sobre nosotrxs. Si no conectamos en público los nombres fan y de la vida real, lxs lectorxs no podrán realizar esa conexión — lo que nos trae al tema de mayor publicidad para tu historia o publicación o LJ. Observando los números, podemos prometerte que Delicious llevará más tráfico a tu LJ que un ensayo de TWC. Y Delicious es googleable (algo que como fans encontramos problemático porque pone tu nombre en Google sin avisar cuando optaste por no permitirlo en tu LJ). Esto es una razón por la cual el AO3 tiene configuraciones de seguridad, para que puedas controlar si tus historias se indexan o no. (¡También se aplica a los marcadores del AO3!)

Conclusión

Al fin y al cabo, el tema se reduce a lo siguiente: lxs fans trabajaban en público, pero nadie prestaba demasiada atención porque a nadie le importaba. Por tal razón desarrollamos una sensación falsa de estar separadxs de la sociedad general en línea. Pero no lo estamos, y nunca lo estuvimos en realidad, sólo nos sentíamos así porque construimos una comunidad cerrada. Esta reacción es un tipo de nostalgia por un tiempo más simple, la Edad Dorada del Fandom, cuando se sentía como si nadie estuviera mirando. Pero por supuesto que la gente estaba mirando y escribiendo, y lxs fans resultaron heridos. De hecho, considerando el archivo de publicaciones antiguas de Google y la colección masiva de viejas páginas web en Wayback Machine, el material online de hace una década puede ser permanente de una manera en la que una publicación no-indexada de LJ puede no serlo. Nuestros procedimientos en TWC están anticipando e intentando prevenir eso.

Somos una publicación académica que toma de una miríada de diferentes disciplinas y fandoms. Hemos creado un procedimiento ético que fuerza a lxs académicxs a considerar seriamente los potenciales costos de citar, referenciar y enlazar a material compartido públicamente. Estamos haciendo nuestro mayor esfuerzo por combinar los requisitos académicos y fan.

— Karen Hellekson y Kristina Busse
Editoras, TWC
5 de diciembre de 2009